La comunidad armenia vuelve a Santa María con motivo de su II Peregrinación anual

Cofradías/Actividades
Uno de los azulejos holandeses

El pasado sábado 3 de mayo, armenios de origen y de ascendencia venidos de todas partes de España se reunieron en la capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno con motivo de su II Peregrinación Anual. Fueron recibidos por el hermano mayor y la junta de gobierno y, posteriormente, se celebró una eucaristía según el rito armenio, que estuvo presidida por el Rvdo. Padre Sasoon Krikar, Vicario General para las Comunidades Armenias de España y Portugal.

El sábado se repitió en Santa María la histórica estampa que tuvo lugar hace dos años, cuando los armenios de España se reunieron ante Nuestro Padre Jesús Nazareno para recordar la relevancia que tuvieron los muros de nuestra sede canónica en la historia de esa comunidad tan perseguida a lo largo de la historia.

Y es que para un armenio, venir a la capilla es casi como ir a su casa. Cuando Cádiz era un emporio marítimo y comercial, la ciudad atrajo a personas de todas los confines de la Tierra. También vinieron comerciantes armenios que se establecieron en el barrio de Santa María y tomaron la Iglesia Conventual y también la cofradía, como centro de expresión de su fe colectiva. Prueba de ello la tenemos en los azulejos holandeses y en la pila de agua bendita, ambas del siglo XVII, que decoran la capilla, donados a la cofradía por los hermanos de origen armenio Jácome, David y Pablo de Zúcar, como se puede leer, tanto en castellano como en armenio, en varios azulejos y en la propia pila de agua bendita de la Iglesia.

Aunque se trataba de una comunidad muy respetada en nuestro país, el Rey Carlos II decretó su deportación el 26 de febrero de 1684. Sin embargo, los armenios de Cádiz consiguieron que el Rey les dispensara tras demostrar que eran fieles seguidores de Cristo y de la Santa Iglesia Católica, lo que acreditaron con la presencia de esos azulejos en la capilla.

Por todo lo anterior, la Iglesia de Santa María y, más concretamente, la Capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno, tienen un valor muy especial para la Comunidad Armenia de España y es la razón de esta histórica visita que se celebrará el próximo sábado en la Iglesia de Santa María.