La hermandad de la Sanidad, una corporación de negro en continuo crecimiento

Cofradías/Análisis
La Virgen de la Salud

La hermandad de la Sanidad está creciendo a pasos agigantados en nuestra Semana Santa. Corporación joven, sufrió los avatares de la mala gestión en la segunda mitad de los 90 e incluso en 1998 se quedo sin poder procesionar. La llegada de una gestora, por entonces encabezada por Evelio Ingunza, abrió una nueva y brillante etapa que han sabido continuar sus sucesores, Kiko Zamora o el actual hermano mayor y recientemente reelegido, Ildefonso Herrera Barco. Recientemente cambió su jornada procesional al Martes Santo tras acordarlo el cabildo de hermanos. Cuenta con un grupo joven muy pujante y un servicio de comunicación que funciona de una manera casi profesional.

La ficha de la hermandad:

Venerable y Nacional Cofradía de Penitencia de Nuestro Padre Jesús del Mayor Dolor y María Santísima de la Salud

Sede Canónica: Parroquia de Santa Cruz.

Pasos: El paso de misterio sigue líneas barrocas, de madera tallada y sobredorada, realizado por Antonio Sánchez González en Sevilla, estrenándose en la Semana Santa de 1966. Lleva tallados y estofados los escudos de la Cofradía (que diseñara el doctor González García) en el frente. El de la Parroquia de Santa Cruz, su sede canónica, en la trasera, y en los laterales los de Sanidad Nacional, Enfermería, Ayudantes Técnicos Sanitarios, Odontología, Farmacia y Medicina. Se ilumina con cuatro faroles, también tallados y dorados, de sección cuadrada, y, además, con diversas tulipas que se disponen a lo largo del paso. En 2001 estrena los faldones, confeccionados en los talleres de la cofradía en damasco y terciopelo morado.

La orfebrería del paso de palio es de metal plateado y repujado obra de Jesús Domínguez, adquirido a la Archicofradía de la Palma en 1978, y restaurado en 1986. El primer palio era de terciopelo azul marino, contando con una crestería repujada y flecos en oro, con una litografía en el techo de palio de la Virgen del Perpetuo Socorro. En 1997 estrenó un nuevo palio, de cajón, en terciopelo burdeos, bordada ya su bambalina delantera. Sin embargo, por diversas circunstancias, este palio tuvo que ser sustituido en 1999 por otro también en terciopelo burdeos y flecos y caireles de hilo de oro, que es bordado por Alberto Florido.

Iconografía: Jesús con la cruz a cuestas, obra de Miguel Láinez Capote y restaurado por José María Leal Bernáldez, se encuentra con las mujeres de Jerusalén tras haber sido enjugado su rostro divino por la Verónica, todas ellas obra de Luis González Rey. Bajo palio la Virgen de la Salud tallada por Francisco Buiza Fernández y restaurada por José María Leal Bernáldez.

Hábitos: Los penitentes visten túnicas y antifaces negros.

Hermanos en la procesión: Alrededor de 150.

Hermano Mayor: Ildefonso Herrera Barco.

Capataces: Gerardo Navarro junto a Jesús del Mayor Dolor y en el paso de la Virgen de la Salud Andrés Cano de las Casas.

Música: El paso de misterio de Nuestro Padre Jesús del Mayor Dolor va acompañado por la capilla musical Lignum Crucis de San Fernando (Cádiz). El paso de palio de María Santísima de la Salud va con la Banda de Música Gailín de Puerto Serrano (Cádiz)