La lluvia cesa y Jesús del Amor Despojado espera a los devotos en San Francisco Javier

Cofradías/Actividades
La imagen de Jesús del Amor Despojado transita por la Avenida de Portugal/Daniel Tello

Los augurios eran tan malos como los del lunes para el vía-crucis oficial del Consejo Local de Hermandades. Además en este caso con la particularidad añadida de que el recorrido era más largo. Pero debe ser verdad aquello que escuché una vez de boca del tesorero de la hermandad Eugenio Mariscal: "este Cristo del Despojado parece que es milagroso, nunca se queda en casa". Además lleva bastante razón porque tanto el Domingo de Ramos pasado como en la Magna o en el traslado de ayer las previsiones no eran precisamente halagüeñas. Sin embargo al final la lluvia cesó y la talla pudo salir a la calle en una acto fundamental tanto para la corporación penitencial del Domingo de Ramos como para la parroquia de San Francisco Javier, templo en el que va a permanecer hasta la tarde del viernes.

Nada más finalizar la misa de las 19.30 horas, la cuadrilla dirigida por Joaquín Cortés se hacía la foto de familia en el patio del colegio. Las caras de satisfacción denotaban que pese al riesgo todo estaba controlado. Cinco minutos antes de la hora prevista, el hermano mayor, Luis Manuel Rivero, comunicaba desde el altar de la coqueta iglesia de María Auxiliadora que el traslado era una realidad y llamaba a fila a los portadores de la cruz de guía y los dos ciriales de acompañamiento. Detras se situaba una pequeña comitiva integrada por los hermanos de la cofradía de Jesús del Amor Despojado portando cirios. En la presidencia, el citado hermano mayor, junto al vicehermano mayor, Rafael Altamirano y el miembro de la Permanente, Francisco José Ramírez Dopazo.

La imagen era portada en una sencilla parihuela despojada de todo exorno floral grandilocuente. Un total de 18 hombres, 9 por cada palo, realizaban la maniobra de salida a las ocho y diez de la tarde camino de la parroquia de San Francisco Javier. Tras el Señor, los acólitos, junto al director espiritual de la hermandad y del propio colegio salesiano, Javier López Luna. Unas 100 personas quisieron sumarse al cortejo de forma directa además de los devotos que se iban incorporando en determinados tramos. La parte musical corrió a cargo de la "fusión" de 'Stabat Mater y Lignum Crucis'

El recorrido dejó estampas realmente insólitas como el paso por la Avenida de Portugal o la calle Catarroja. A las nueve menos cuarto, la imagen de Romero Zafra era recibida en el centro de la iglesia de la Avenida del Perú de forma cariñosa, efusiva y sincera por el párroco de San Francisco Javier, Juan Martín Baro, que tuvo unas palabras muy emotivas para toda la comunidad salesiana. Se realizaron las peticiones y el rezo del Padrenuestro cerró un traslado solemne y casi milagroso después de como había amanecido la jornada.

Finalmente, hay que recordar que hoy miércoles 20 de febrero comienzan, en la parroquia de San Francisco Javier de Cádiz, las Conferencias Cuaresmales "Reflexiones bíblicas ante la imagen de Jesús Despojado".

El sacerdote Juan Martín Baro, cada día de 18.30 a 19.30 horas, será el encargado exponer tres parábolas del Evangelio de Lucas. Así, hoy miércoles se dará inicio con la conferencia "Resituar a Dios en nuestras vidas", mediante la parábola del Hijo Pródigo; el jueves 21 será el turno de "Vivir la fe al estilo de Jesús", con la parábola del Buen Samaritano; y el viernes 22 concluirán con "Defensores de la dignidad de los últimos", con la parábola del rico y el pobre Lázaro. Además, ese mismo viernes, a las 19.30 horas, habrá una oración solidaria por las familias que sufren el paro y la pobreza. Posteriormente, la imagen del Señor regresará a María Auxiliadora.