La procesión parroquial del Resucitado culmina una Semana Santa completa

Cofradías/Semana Santa
El Señor Resucitado, poco antes de la recogida

El destino ha querido que la Semana Santa de 2014 haya sido completa. La feliz iniciativa de la comunidad parroquial de San Antonio en connivencia con la archicofradía de Columna nos ha regalado un domingo para el recuerdo. Y, además, ha permitido quitarse a los cofrades el mal sabor de boca de hace siete días y culminar la Semana Mayor con toda su grandeza y esplendor. Lejos quedan aquellos tiempos en los que el Señor Resucitado de San Antonio era trasladado en furgoneta hasta la Catedral. Se han impuesto el respeto y la cordura y esas tristes imágenes han dejado paso a una forma mucho más aperturista de concebir las cosas. Al fin y al cabo Jesucristo se encontraba en esta jornada en Emaús. Por tanto no hay que echarse las manos a la cabeza por nada. Quizás el siguiente paso sea conseguir que la imagen de González Rey salga en la matinal del Domingo de Resurrección. Con un sacerdote como Óscar Gónzalez Esparragosa ya sabemos que todo se andará.

Mañana de calor y frío a ratos y por partes iguales. En el sol sobraba todo y en la sombra se agradecía una rebequita. A las once de la mañana, la parroquia de San Antonio era un hervidero de cofrades que quisieron sumarse a la celebración eucarística previa a la procesión parroquial. Pocos minutos después de las doce del mediodía, la cruz parroquial aparecía por el cancel de San Antonio y, poco después, lo hacían los hermanos de la archicofradía de Columna que habían decidido sumarse al cortejo. En la presidencia de la procesión, el hermano mayor de cofradía, Sergio Rodríguez, junto al presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, Martín José García. Buen detalle que el máximo organismo estuviese representado en su máxima autoridad pese a no tratarse de un desfile procesional propiamente dicho. Poco antes de las doce y veinte la imagen de Luis González Rey asomaba ante el numeroso público que se congregó en las inmediaciones de San Antonio, aunque tampoco sin exagerar. Precisamente en ese momento se hacía patente que el Universo Gaditano estaba muy pendiente del fútbol. Algunos viejos transistores anunciaban el gol de Airam Cabrera en Cartagena. Era el momento de creer en la resurrección. Cristiana y futbolística. Es verdad que medio Cádiz estaba ayer muy pendiente de las noticias que llegaban desde tierras murcianas. 

Tras la maniobra de alzado del antiguo paso del Señor de Columna realizada por la joven cuadrilla comandada por Luis Rodríguez Guerrero, la Agrupación Musical Sagrada Cena, tristemente de actualidad en los últimos días, comenzaba a interpretar los sones de 'Sagrada Resurrección' y comenzaba un desfile que siempre estuvo acompañado por el calor y el fervor de los feligreses. Posteriormente, de vuelta con Zaragoza, sería el turno de 'En la gloria Dios te salve'. Fue el inicio de un recorrido glorioso y gozoso que finalizó pasadas las tres de la tarde en la puerta de la céntrica parroquia gaditana. Los acordes de 'Penas de San Roque' fueron los que se encargaron de cerrar la Semana Mayor.