Abanicos y risas para combatir los sofocos en el Teatro Falla

Cultura/Actividades
Abanico contra sofocos

Con un patio de butacas refrescándose con el abanico rosa que habían dejado en los asientos se alza el telón en el Falla. Por cierto resultaba muy apropiado ya que han llegado los calores, nunca mejor dicho aquello de que han llegado “los sofocos”.

Lleno hasta la bandera en el coliseo gaditano. La función comienza a las 18:05 horas con la colaboración virtual de María Teresa Campos, que se encarga de relatar lo que vamos a presenciar posteriormente. A lo largo de su intervención hará comentarios de este calibre:

“La menopausia no es el final de un viaje, es el principio de otros….”

Salen a la escena las artistas, con un vestuario muy colorista y lleno de corazones, como bien nos tiene acostumbrados Agatha Ruiz de la Prada que es la encargada del vestuario.

Cerca de dos horas de escenas cargadas de diversión, risas y toques de musical. Nos enfrentamos a una comedia que trata sobre los problemas de las mujeres cuando llegan a la menopausia. Escenas típicas, una ama de casa planchando, una monja, una mujer que acude al ginecólogo etc. Además de interpretar personajes tan emblemáticos como La Gioconda, Coco Chanel o Juana la Loca.

Al final, Paz Padilla deleita al público con unas breves palabras en las que comenta que le hacía mucha ilusión estar sobre las tablas de la casa de los ladrillos coloraos en la que su padre había trabajado como tramoyista. Y que le dedica esta sesión a su madre. Para darle más realismo al momento coge un ramo de rosas y se lo entrega en el patio de butacas.