'Godzilla', una película amena y con argumento sencillo

Cine/Críticas
Carátula del film

Título original:  Godzilla

Año:  2014

Duración: 123 min.

País: Estados Unidos

Director: Gareth Edwards

Max Borenstein, Dave Callaham, Frank Darabont (Argumento: David S. Goyer), Alexandre Desplat, Seamus McGarvey

Reparto: Aaron Johnson, Ken Watanabe, Elizabeth Olsen, David Strathairn, Bryan Cranston, Sally Hawkins, Juliette Binoche, CJ Adams, Richard T. Jones, Al Sapienza, Patrick Sabongui

Productora: Legendary Pictures / Warner Bros

Género: Ciencia ficción. Acción. Drama | Monstruos. 3-D

CRÍTICA

Aunque comenzara a introducirse en el mercado español hace ya más de 30 años, la cultura japonesa sus costumbres y hábitos. La entrada en España de cualquier aparato SONY era un acontecimiento, y cuando nos regalaban algo, lo primero que mirábamos era si ponía “MADE IN JAPAN’. En cualquier caso, el éxito fue más bien escaso y casi desaparecieron de escaparates y mercadillos. No comenzaron a destacar y aumentar de manera significativa hasta comienzo de los años 90, cuando no sólo despegó, sino que puso velocidad de crucero. En pocos meses comenzaron a surgir asociaciones de jugadores u otras disciplinas y a aparecer, tiendas dedicas sólo a vender y comprar objetos nipones.

Con los años, se han consolidado y aumentado en su intensidad, gracias entre otras cosas a internet, permite conocer ese mundo y sumar aficionados. También se debe tener cuidado con los jóvenes, ya que algunos acaban tan obsesionados con un juego o algo parecido, que llegan a creer que son el avatar que los presenta.

Decía esto porque la película de esta semana ‘Godzilla’, está inspirada, como siempre, en un monstruo cuyo nombre no necesito repetir, que amenaza la continuidad de la especie humana (quizás el planeta lo agradeciera); su ‘génesis’ es fruto de las mutaciones provocadas por el alto nivel de radiación que soporta constantemente, ‘el bicharraco’.

En esta ocasión, Godzilla no es un deforme e incoherente animal. Ahora tiene cierto control sobre sí mismo, lo que equilibra un poco la batalla entre el ¿animal? Y el hombre, siempre luchando hasta el último aliento.

Desde el punto de vista técnico, la película es muy buena. Y como película de entretenimiento de serie “B”, pues podría resultar  interesante; interés éste que queda justificado al ver los fuegos artificiales y otras digitalizaciones que bordan la perfección.

Con poco más de dos horas de duración, se hace bastante amena y sobre todo, para aquellos que disfrutan viendo películas de ritmo rápido y argumento sencillo. Gozarán, sobre todo con las escenas que se  desarrollan a un ritmo frenético, de esos que hacen moverse al espectador en su misma butaca, como si de un simulador 3D se tratara.

No lo son, pero lo parecen.