Pasión, celos y mucha laca en las tablas del Gran Teatro Falla

Cultura/Actividades
Un momento de la obra

Con un patio de butacas llenandose poco a poco,  a las 21.05 horas comienza la obra haciendo el prólogo Jorge Javier Vázquez, que nos pone en situación. La trama se desarrolla en el año 1981, donde apenas se utilizaban móviles, sólo los tenían los altos ejecutivos. Él comenta que es una obra que trata  la pasión, los celos, la venganza y laca mucha laca….

A continuación sale Gisela (en su papel de Alma) y Kiti Mánver (en su papel de Soledad), la primera ataviada con chaqueta azul, pantalones ajustados azules y una camiseta blanca y zapatos de tacón blancos. La madre con traje de chaqueta, con falda tricolor, blanca, roja y negra. Ambas acaban de mudarse a un apartamento, ya que cada una de ellas se ha separado de sus respectivos. Ambas acuerdan ser compañeras de piso y tener una relación de amistad.

La madre quiere rehacer su vida y probar suerte en el mundo del cine. Alma es abogada y se ha llevado una decepción con el marido ya que este es gay y también le han despedido de su trabajo, ya que trabajaba con el ex de la madre Manolo, éste siempre ha estado locamente enamorado de Alma.

La comedia está salpicada de canciones que son interpretadas por los actores. 

Comienza Alma y Soledad con “Todos los hombres son iguales”, después seguirá “Un hombre de verdad” interpretado por Manolo y así desgranan hasta catorce temas, para terminar se despiden con música de discoteca y cantando la misma canción del principio.

Ficha de la obra

Esta noche no estoy para nadie

La madre. Kiti Manver

La hija. Gisela

Bruno Squarcia. El ex de la madre

Naim Thomas. El ex de la hija

Vecino pianista. Raúl Gama