La primera de las seis finales que llevan a la Gloria

Ocio/Cadiz Club de Fútbol
La hinchada amarilla volverá a convertirse en el ideal jugador número 12

Llegó la hora de la verdad. Después de ocho finales en la temporada regular comienzan los playoff, los partidos en los que no se puede fallar. Si hace nueve semanas, el Cádiz estaba a cuatro puntos del cuarto clasificado y no dependía de sí mismo para lograr el objetivo, ahora parte de cero y depende de lo que sus profesionales puedan hacer a partir de esta tarde en el Ramón de Carranza. No hay más. Aquí no entran en liza terceros conjuntos y no hay primas ni especulaciones posibles. Como en el atletismo para que nos entendamos. O eres mejor que el rival o te vas para casa. Siempre te puede tocar un árbitro como el de Lugo de hace dos años, aunque esa posibilidad ni se contempla y ni siquiera debe recordarse.

Calderón está bendecido. Si a lo largo de los últimos encuentros o en la etapa de su antecesor Raúl Agné había siempre que mirar hacia la enfermería antes de un choque, en esta ocasión todos -mejor dicho casi todos a excepción del eterno lesionado Tomás- estarán a disposición del preparador amarillo. Y, además, bienvenido problema. Quizás la gran diferencia con la época del preparador aragonés es que entonces no había una identificación tan grande con los colores como la que ha logrado el que fuera jugador cadista. Por eso no le ha hecho falta recurrir a ninguna estrategia o artimaña. Lleva el escudo en el corazón y así ha sabido inculcárselo a sus pupilos. De ahí que confeccionar la alineación se convierta en una quimera porque pueden entrar cualquiera de los disponibles. El plantel está enchufado en su totalidad. Recupera a gente como Andrés Sánchez o Jorge López que se unen a Perico, un hombre que puede convertirse en el improvisado refuerzo en estos partidos decisivos.

Enfrente, un Hospitalet que practica un fútbol muy alegre, un equipo clásico de la comunidad autonóma de la que procede, o más bien de la ciudad. Se trata de la típica escuadra catalana que siempre gusta de tratar bien el balón, un conjunto que a buen seguro no llegará a defenderse pero que en tal caso también sabe salir a la contra.

Los catalanes logaron clasificarse como segundos de grupo en la última jornada tras imponerse al Olimpic a domicilio en un grupo que ha estado muy igualado hasta el final. Los de Hospitalet hicieron valer el gol average particular para alzarse con el subcampeonato y desbancar al Lleida, tercero también con 68 puntos y con el mismo balance de victorias, empates y derrotas. 

Su jugador más importante es David Haro, el volante derecho natural de Atmella del Vallès, se ha destapado esta temporada como goleador consiguiendo en lo que va de campaña 14 tantos y es uno de los jugadores más en forma de la plantilla franjiroja. Es un jugador muy rápido y posee un buen disparo desde media distancia. Otros jugadores a seguir son el delantero canario Ariday con 9 goles esta temporada y el delantero sevillano Enrique Carreño que con 5 tantos es el tercer máximo goleador del conjunto catalán.  

A la tercera debe ir la vencida tras los fiascos de temporadas anteriores frente a Mirandés o Lugo. El cadismo volverá a acompañar a su equipo y poblará las gradas del recinto amarillo en una tarde que debe significar el comienzo de una nueva era.

Ficha del partido

Cádiz-Hospitalet. Encuentro correspondiente a la 1ª ronda del playoff de ascenso de la Liga Adelante. Estadio Ramón de Carranza. 19 horas. 

Alineaciones probables:

Cádiz: Ricky Alonso; Ceballos, Fran Pérez, Josete, Andrés Sánchez; Martins, Luque; Jorge López, Migue García, Juan Villar y Airam Cabrera 

Hospitalet: Craviotto; Viale, Moyano, Peque, Valentín; Pol Llonch, Provencio; Canario, David Haro, Aridai y Pirulo. 

Árbitro: Ortiz Arias (Colegio Madrileño)